ES - CA - EN

El proyecto consta de dos viviendas unifamiliares pareadas, asimétricas respecto a dimensiones y programa funcional pero que comparten un mismo criterio morfológico y energético.

Las dos viviendas conforman un gran volumen blanco y rectangular que se rompe en planta baja y genera pequeñas discontinuidades en las fachadas que se reencuentran nuevamente en las cuatro esquinas del rectángulo.

En las plantas bajas de ambas viviendas se ubican las zonas de día, con espacios diáfanos formados por cocinas en isla abiertas a las respectivas salas con unas grandes aberturas hacia el exterior.

El edificio se caracteriza por disponer de un elevado grado de aislamiento térmico continuo que incrementa sustancialmente la eficiencia energética y la sostenibilidad medioambiental de las viviendas.

El conjunto descansa sobre una gran base de piedra gris que contiene los aparcamientos en su interior y forma el jardín y las terrazas en la parte superior.