ES - CA - EN

Sostenibilidad

Solamente en la Unión Europea, el sector de la construcción genera un 40% de las emisiones de CO2 que se lanzan a la atmósfera. Podemos contribuir a evitar emisiones eligiendo materiales certificados, naturales, de proximidad, de procedencia controlada y de extracción poco agresiva con el medio ambiente. El análisis de la huella ecológica que emite cada material de construcción así como su transporte al emplazamiento de la obra son factores clave para contribuir a mejorar el aire de nuestro entorno. A su vez, la elección de materiales naturales contribuye a nuestro confort tanto físico como psicológico.

El diseño y construcción de edificios pasivos, ya sea en viviendas de obra nueva, en reforma o en equipamientos, son recursos sencillos y económicos que permiten evitar grandes emisiones de dióxido de carbono así como ofrecernos un importante ahorro económico muy a corto plazo. Todo ello se consigue analizando el emplazamiento y su entorno en fase de proyecto para aprovechar al máximo los recursos naturales de los que se disponga (como por ejemplo buscando la correcta orientación solar o recuperando el agua de lluvia para su posterior uso).

Otros elementos pasivos que contribuyen al ahorro energético son los correctos grosores de aislamiento térmico en muros y cubiertas, evitar los denominados puentes térmicos (puntos sin aislamiento térmico), garantizar la estanqueidad del edificio y utilizar ventanas de baja transmitancia térmica, así como diseñar adecuadamente los sistemas de ventilación natural.

Ser sostenible no es sólo lavar las culpas ni sólo cuidar el medio ambiente, sino ser socialmente justo, responsable con el ambiente y, por lo tanto, también económicamente viable.”

(Cecilia Goya de Riviello, directora general de Natura)

Más Información